Ruta de las Fortalezas #fromlosttotheriver


ruta camiseta

Me duele la rodilla, la cadera y hasta un juanete que hacía años que no daba señales de vida…Llevo dos días enganchada al Aero-red para ver si se me pasa este dolor e hinchazón de panza que tengo. Agobiada a ratos y eufórica a otros…así estoy pasando la semana.

Vistos los síntomas podrías estar pensando que estoy pendiente de que me den las notas de un examen final, atenta a ver si finalmente me cogen para un trabajo, a punto de entrar en un quirófano o ¡a saber qué!…Pero no, lo que estoy es a punto de hacer la Ruta de las Fortalezas de Cartagena, un proyecto “deportivo cívico-militar” que este año presenta ya su VII edición, a la cual, Dios mediante, la menda lerenda no pretende faltar.

Así que mañana, si Dios y mi cuerpo me lo permiten, podré superar mis 51km del tirón. Sí, sí, 51 kilómetros: 1, 2, 3, 4, 5, 6,……..y 51. Hay una pregunta que no para de hacerme la gente en las últimas dos semanas ¿estás preparada? Y la verdad es que no lo sé…y hasta que no vea si cruzo el arco de meta seguiré sin saberlo.

Pero lo que sí sé es que he disfrutado mucho de la experiencia de preparar el reto. Han sido bastantes los domingos levantándome a las 6:30 de la mañana para tirar “pa´l monte, como las cabras”…Con lluvia y sin ella, con viento y sin él…y siempre cansada, eso sí. Salidas en ayunas para intentar arañar unos minutos más de sueño, lumbalgia, síndrome piramidal, dolor de rodilla, gripe…Todo ha valido la pena porque a pesar de todo he disfrutado del camino como una enana.

Con mis compañeras de batallas, Trinity, Maryhurts y Marine, he subido cuestas andando y corrido montones de llanos. Largas salidas que además nos daban tiempo, primero para hablar de nuestras niñas, después de nuestros maridos y finalmente del cacao mental que llevamos con tanto consejo que nos han dado a cada una para la prueba…

¿Habrá algo más complicado que “gestionarse” una carrera? Corre la semana de antes, no corras; come arroz, come pasta, salmón con patata asada va muy bien; lleva geles, con cafeína o sin ella, sales, protección solar, barritas, frutos secos; tómate un ibuprofeno antes y otro durante, o mejor paracetamol; zapatilla de trail o de carretera; esta malla o la otra; cuidado que no te roce la camiseta, que son muchas horas; que si una copita de vino tinto la noche anterior…”chusca” el día de antes, o no “chusques”…No os podéis imaginar el estrés que me ha causado todo esto y lo que me he podido reír a la vez compartiendo con mis compis estas historias.

Aún no sé si seré capaz de terminar la ruta, y en caso de que sí, tampoco sé si podré hacerlo en un tiempo decente. Tampoco sé en qué estado terminaré para la cena que pretendemos marcarnos después. Ni siquiera sé si el lunes tendré fuerzas suficientes para subir las escaleras de la oficina.

Pero lo que sí sé, es que una vez más me he retado a mí misma, he salido de mi zona de confort y le he puesto ganas al asunto para defenderlo lo mejor posible, y siempre tratando de disfrutar al máximo en el camino. Porque para eso están los retos – los personales y los profesionales – para demostrarse a uno mismo que con compromiso, fuerza de voluntad y empeño se puede conseguir cualquier cosa. Y si a pesar de todo eso no se consigue, no pasa nada, porque si estás abierto a ello, pronto te cruzarás con otra oportunidad que te lleve al éxito.

¡¡¡Arriésgate a vivir y a hacer cosas nuevas siempre, que vale la pena!!!

Anuncios

2 comentarios en “Ruta de las Fortalezas #fromlosttotheriver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s